¿Cómo podemos ayudar?
Loading...

Revolut para viajes

No hace falta que nos avises de cuándo tienes previsto viajar. Con el fin de que tu experiencia en el extranjero sea lo más fluida y placentera posible, a continuación te proporcionamos unos cuantos consejos y recomendaciones prácticos:

Verificar identidad

Tendrás que verificar tu identidad antes de embarcarte en tu viaje. Tu cuenta Revolut no estará operativa hasta que tengamos la certeza de quién eres de conformidad con las normativas financieras, pero este es un proceso que normalmente lleva menos de 5 minutos. Con el fin de verificar tu identidad, accede a la sección “Perfil” para enviar selfis, documentos de identidad con fotografía y, en algunos casos, un visado o permiso de residencia.

Ten preparada la tarjeta

Tendrás que solicitar una tarjeta física para efectuar pagos con tarjeta y retiros de efectivo. Asegúrate de solicitar la tarjeta física con la máxima antelación posible para que te llegue a tiempo, ya que, en algunos casos excepcionales, podría tardar más de lo previsto. Para activar los pagos sin contacto, hay que realizar una transacción de chip y PIN normal.

Añade dinero antes de salir

La mejor forma de cargar una gran cantidad de dinero en tu cuenta Revolut es mediante una transferencia bancaria. Si añades dinero mediante tarjeta, te recomendamos que añadas dinero de forma automática para que no tengas que preocuparte de saldo insuficiente mientras estás de viaje. Confirma también tu tarjeta de recarga antes de salir, de forma que todas tus transacciones se realicen con fluidez mientras vas de un lugar a otro.

Elige la opción de que te facturen en la divisa local

Algunos cajeros automáticos o terminales POS te preguntan si deseas completar la transacción «con conversión» o «sin conversión», debes elegir siempre «sin conversión». Si eliges «con conversión» o aceptas el tipo propuesto por el terminal, el proveedor del cajero automático o comerciante puede aplicar su propio tipo de cambio, que no es el tipo de cambio interbancario, y obtener un beneficio con tu transacción. Como regla general, siempre debes optar por que te cobren en la moneda local del país en el que te encuentras. Por ejemplo, si estás en Tailandia, elige el baht tailandés; en España, elige euros; y en Estados Unidos, dólares.

Artículos relacionados