¿Cómo podemos ayudar?

¿Qué ocurre en caso de que falle el tercer intermediario financiero?

En Estados Unidos, si una firma de corredores de bolsa deja de operar, los activos de sus clientes son, por lo general, transferidos a otra firma de corredores de forma ordenada. Además, el tercer intermediario financiero deberá mantener los valores y el dinero de sus clientes aparte de los propios, para que incluso si el tercer intermediario financiero fallara, los activos de sus clientes estén seguros. Los agentes intermediarios también deberán cumplir con un mínimo de requisitos en cuanto a capital neto a fin de reducir una potencial insolvencia y formar parte de la Corporación para la Protección de Inversionistas de Valores, que protege las cuentas de valores de clientes de hasta 500 000 dólares estadounidenses.

Artículos relacionados