¿Cómo podemos ayudar?

¿Qué es el blanqueo de capitales?

¿Qué es el blanqueo de capitales?

El objetivo de un gran número de actos delictivos es generar una ganancia para el individuo o grupo que ejecuta el acto. El blanqueo de capitales consiste en ocultar el origen de estas ganancias fruto de estos actos delictivos. Este proceso es de gran importancia, ya que permite al delincuente disfrutar de los beneficios sin poner en peligro su fuente.

La venta de armas ilegales, el contrabando y las actividades del crimen organizado, por ejemplo, el tráfico de drogas y las redes de prostitución, pueden generar grandes ganancias. La malversación de fondos, el abuso de información privilegiada, el soborno y los esquemas de fraude informático pueden producir asimismo cuantiosos beneficios y crear el incentivo de «legitimar» el enriquecimiento ilícito a través del blanqueo.
Cuando una actividad delictiva genera beneficios sustanciosos, el individuo o grupo implicado debe encontrar la forma de controlar los fondos sin atraer la atención sobre la actividad subyacente o las personas implicadas. Para ello, los delincuentes ocultan sus fuentes, cambian la forma o mueven los fondos a un lugar donde es menos probable que atraigan la atención.

En respuesta a la cada vez mayor preocupación sobre el blanqueo de capitales, se estableció el Grupo de Acción Financiera Internacional en materia de blanqueo de capitales (GAFI) en la Cumbre del G-7 en París en 1989, con el objetivo de desarrollar una respuesta coordinada a nivel internacional. Una de las primeras tareas emprendidas por el GAFI fue plantear recomendaciones, 40 en total, que exponen las medidas que los gobiernos nacionales deberían tomar para implementar programas efectivos contra el blanqueo.

¿Qué es la prevención de blanqueo de capitales (PBC)?

La «prevención de blanqueo de capitales» hace referencia a todas las políticas y leyes que obligan a las instituciones financieras a supervisar a sus clientes de forma proactiva para prevenir la corrupción y el blanqueo de capitales.
Las autoridades nacionales (por ejemplo, la NCA en el Reino Unido) y las organizaciones internacionales (como el GAFI o la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) coordinan los procedimientos y políticas de la PBC. Todas ellas trabajan constantemente en desarrollar actividades para contrarrestar el blanqueo de capitales.

La normativa de la PBC se basa en la Quinta Directiva en materia de prevención de blanqueo de capitales:

El 19 de junio de 2018 la Quinta Directiva en materia de prevención de blanqueo de capitales (Directiva (EU) 2018/843), que enmendaba la Cuarta Directiva, se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea. Los Estados miembros tuvieron que incorporar esta Directiva antes del 10 de enero de 2020.
Las enmiendas introdujeron mejoras sustanciosas para equipar a la Unión Europea mejor a fin de evitar que el sistema financiero se use para blanquear dinero y financiar actividades terroristas.

Estas enmiendas se introdujeron para:

  • Mejorar la transparencia al establecer registros públicos para empresas, fundaciones y otras disposiciones legales;
  • Mejorar el poder de las Unidades de Inteligencia Financiera de la Unión Europea y facilitarles acceso a una información amplia para el desempeño de sus tareas;
  • Limitar el anonimato relacionado con las divisas virtuales y proveedores de carteras, pero también para las tarjetas de prepago;
  • Ampliar los criterios para la evaluación de terceros países de alto riesgo y mejorar las garantías para transacciones financieras a y desde dichos países;
  • Establecer registros o sistemas de recuperación de cuentas bancarias centrales en todos los Estados miembros;
  • Mejorar la cooperación y ampliar la información entre los supervisores de prevención de blanqueo de capitales y entre estos y los supervisores prudenciales y el Banco Central Europeo.

Artículos relacionados