Nuestra cultura

Creemos que el éxito de Revolut se debe a dos factores: nuestra gente y nuestra cultura. Tenemos la convicción de que los mejores resultados llegan cuando personas brillantes operan en una gran cultura.

Never Settle

Nos esforzamos, repensamos y nos reinventamos constantemente para llegar diez veces más lejos de lo que estamos ahora. No tenemos miedo a ser ambiciosos y siempre buscamos la próxima gran innovación.

  1. 1
    Fíjate objetivos ambiciosos

    Trabaja sin descanso para llegar a ser el número uno. Busca formas de destacar, ascender y reinventarte. Propón ideas innovadoras, únicas y mejores. Sé creativo: persevera, simplifica y ve más allá de lo tradicional. Conecta los puntos de diferentes áreas, sectores y productos. Fíjate objetivos ambiciosos, atrevidos y racionales para guiar tu camino.

  2. 2
    Derriba barreras

    Cambia constantemente de perspectiva y busca soluciones desde todos los ángulos para alcanzar los mejores resultados. No tengas miedo de las críticas, porque podrían hacerte llegar aún más lejos. Reconoce y admira a esas personas que desafían las normas establecidas para hacer que todo mejore. No te conformes con hacer solo lo que te piden, ve más allá para resolver problemas sin dejar ningún cabo suelto.

  3. 3
    Demuestra tu entusiasmo

    Acepta el desafío, celebra tus éxitos y no te olvides de divertirte. Muestra iniciativa e inspira a los demás. Atrévete a asumir tareas de mayor envergadura, incluso si no forman parte de tus responsabilidades principales. Comparte tu optimismo y confianza y mantén tu positividad cuando encuentres obstáculos en el camino.

Dream Team

Creemos que la clave del éxito está en crear equipos diversos y multidisciplinares formados por brillantes emprendedores dispuestos a derribar barreras.

  1. 1
    Todos remando por un mismo objetivo

    El trabajo en equipo es la única forma de que la empresa avance. Forja una visión compartida. Ayudáos los unos a los otros de manera individual y profesional, en todos los equipos y departamentos. Incluso cuando no figura en tus objetivos o estadísticas de rendimiento. Sé inclusivo y accesible. Interésate por el trabajo de tus compañeros, especialmente si necesitan tu ayuda o experiencia.

  2. 2
    Buscamos personas honestas, directas y respetuosas

    Las opiniones deben ser imprescindibles, claras, directas y profesionales. Di siempre lo que hay que decir y usa los comentarios que recibas para seguir creciendo. Da un paso al frente, alza la voz y anima a otros Revoluters a hacer lo mismo. Dirígete a todo el mundo con respeto: elige el tono de voz, el momento y la situación adecuados para expresar tu opinión.

  3. 3
    Valora el talento como es debido

    Piensa bien tus decisiones en la contratación de personal y tómate tu tiempo para encontrar a la persona idónea. La calidad y diversidad del talento son claves para nuestro éxito. Ofrece a tu equipo asesoramiento, formación, oportunidades y apoyo para progresar. Premia a los mejores. Actúa lo antes posible para frenar los casos de bajo rendimiento. Supervisa la situación, ordénala y ponle remedio.

  4. 4
    Sé un líder ejemplar

    Ponte manos a la obra y métete de lleno en el trabajo. Conoce a fondo cómo funciona tu equipo para ayudar a todos sus miembros a triunfar. Haz posible que otras personas alcancen sus objetivos: aplaude sus logros y reconoce sus méritos cuando corresponda. Acepta la responsabilidad cuando las cosas no vayan bien y trabaja para solucionar los problemas con rapidez.

Think Deeper

Creemos que la lógica, la razón y el sentido común son factores fundamentales y prioritarios en la toma de decisiones. Investigamos hasta conocer todos los detalles. Si no sabemos algo, apostamos en nuestro equipo, recopilamos datos y perseveramos.

  1. 1
    Primera pregunta: ¿por qué?

    Piensa antes de actuar: verbaliza el problema y recaba información. ¿Es un problema real? Pide a tu equipo que haga lo mismo. Busca datos que respalden la toma de decisiones. Si no dispones de información, sé transparente y déjate guiar por tu intuición. Llega hasta la raíz del problema y resuelve los puntos más importantes primero. Cuestiona la experiencia y los datos y no des nada por hecho. Haz siempre dos preguntas: ¿Es verdad? ¿Por qué? Cuestiona constantemente tu análisis, comprueba que sea lógico, ten en cuenta todos los puntos de vista y prepárate para revisar la solución propuesta o el problema inicial.

  2. 2
    No pierdas el norte

    Ve siempre más allá de la tarea que tienes entre manos y piensa a lo grande. Intenta estar varios pasos por delante (p. ej.: ¿La solución que buscas provocará más problemas? ¿Qué es lo siguiente que habría que hacer?). Busca maneras de crear marcos y herramientas escalables para aumentar la eficacia. No emplees más tiempo del necesario en analizar la situación y avanza hacia nuevas soluciones. Céntrate en el resultado y comprueba que todo esté bien conforme avanzas. Pregúntate si vas por el buen camino. Si no, ten la determinación suficiente para empezar de nuevo.

  3. 3
    Mantén tu mente abierta: escucha, indaga y actúa en consecuencia

    Escucha las críticas y los puntos de vistas diferentes para abordar mejor los problemas. Nunca des nada por hecho y no sigas ciegamente a planteamientos anteriores. Respeta los turnos de palabra y escucha a tus compañeros. Ten en cuenta todas las opiniones, independientemente del cargo de la persona. En Revolut no hay lugar para la política. Piensa bien tu recomendación, no te limites a decir "sí" o "no".

Get it Done

Las ideas son geniales, pero llevarlas a cabo es esencial. En Revolut, el respeto se gana con sudor y el esfuerzo.

  1. 1
    Compromiso y ejecución

    No des nada por imposible y mantén la calma antes los retos del trabajo. Supera los obstáculos que se te presentan en el camino, rompe barreras y persevera hasta que el trabajo esté listo. Terminar tu trabajo debe ser tu objetivo y repite el proceso. Cumple tus compromisos y haz que todos confíen en tu actitud emprendedora.

  2. 2
    Asume responsabilidades

    Hazte cargo de tus trabajos y tareas de principio a fin. Buscas respuestas y soluciones y evitas las excusas. Asume toda la responsabilidad más allá de tu función o de lo que se espera de ti. No esperes instrucciones, sé una persona autónoma. Nunca es "el trabajo o el problema de otro".

Deliver Wow

Todo lo que hacemos es para satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Prestamos atención a cada detalle para proporcionar productos asombrantes.

  1. 1
    El cliente es lo primero

    La curiosidad nos ayuda a aprender. Ponte en la piel de tus clientes (externos o internos) y esfuérzate en comprender cómo utilizan los productos o procesos. Pon toda tu atención e interés en cada detalle. No envíes nada que no esté totalmente listo, probado y revisado.

  2. 2
    Hazlo fácil

    Haz todo más sencillo: minimiza las incidencias y ahorra tiempo a todas las partes interesadas, desde tus clientes hasta tu mánager. Tú decides qué crear y qué eliminar. Céntrate en la esencia de lo que quieres decir y utiliza un lenguaje que todos puedan entender. Ten claras las prioridades y comienza con la información más importante.