Nuestra cultura

Creemos que el éxito de Revolut se debe a dos factores: nuestra gente y nuestra cultura. Tenemos la convicción de que cuando personas brillantes operan en una gran cultura se obtienen los mejores resultados.

Dream team

Somos como un equipo deportivo profesional. Solo contratamos, desarrollamos y conservamos a los atletas de élite, y luego los situamos en las posiciones adecuadas para ganar.

Valoramos el talento. Solo seleccionamos, formamos y mantenemos a los mejores talentos y les damos todo el apoyo para alcanzar la excelencia

Pensamos en nuestros mánager como entrenadores de equipos de élite que colocan a jugadores excelentes en las posiciones correctas para ganar. A aquellos que son buenos, pero no los mejores, les ayudamos con un generoso paquete de despedida. Nunca es fácil porque adoramos a nuestra gente, pero la excelencia del equipo siempre está por encima.

No nos conformamos con jugadores buenos

Preferimos ser un equipo de pocas personas pero brillante que un equipo amplio con jugadores de calidad media. Definimos la brillantez como la suma de ambición por los objetivos correctos, autonomía para conseguirlos y la capacidad romper con los estándares en el camino.

Somos muy honestos en cuanto al desempeño de las funciones de nuestra gente

El listón está muy alto. Evaluamos a las personas con precisión, no con amabilidad. Si el rendimiento no es perfecto, lo transmitimos de manera honesta y respetuosa. No es un asunto personal, aunque a veces pueda ser doloroso. Como Dream Team, no queremos parecer buenos, queremos conseguir nuestros objetivos.

Never settle

Revolut es para quienes siempre buscan la excelencia, para aquellos que quieren convertirse en los mejores del mundo en lo que hacen, para aquellos que nunca se conforman con poco. Revolut es para las personas más exigentes

Nunca nos conformamos con lo que ya hemos conseguido. Siempre queremos hacerlo 10 veces mejor

Pensamos que casi todo es posible. Siempre estamos en modo start up: en continuo desarrollo como desde el primer día. Redefinimos las expectativas e intentamos diferenciarnos de las empresas tradicionales mediante una renovación constante. Somos así: no nos ponemos límites.

Nunca nos conformamos con hacerlo bien. Nuestra obligación es la excelencia

Innovamos constantemente y nos esforzamos por ofrecer la mejor calidad: ya sea a la hora de crear productos o en la exigencia que nos imponemos nosotros mismos por seguir aprendiendo y estar a la vanguardia de lo que hacemos.

No nos conformamos con ser los mejores en lo que hacemos

Ya sea un producto, un mercado o funcionalidades internas, como contrataciones, personas o finanzas. La mediocridad no es una opción: nunca conformamos es nuestro estilo de vida.

Think Deeper

En Revolut, cuando se trata de tomar decisiones, la lógica, la razón y el sentido común prevalecen sobre todo lo demás. Estamos abiertos a nuevas ideas, sabemos escuchar y siempre buscamos la verdad

Nos empapamos de cada detalles para entender la realidad. Siempre preguntamos: "¿Es verdad?" y "¿por qué"? para llegar a la raíz del asunto

Se espera de nuestros manager que operen a todos los niveles de organización y entiendan cada detalle. Aquellos que no se involucran, no podrán nunca dirigir correctamente a sus equipos. Ponerse manos a la obra no es una opción, es una obligación.

Siempre empezamos identificando problema. Siempre nos hacemos la misma pregunta: "¿Cuál es exactamente el problema que hay que solucionar?"

Con bastante frecuencia, las personas se limitan a buscar soluciones sin emplear el tiempo suficiente en definir cuál es el problema y entender si es eso lo que hay que resolver. Determinar correctamente el problema es el 50 % de la solución.

Somos conscientes de que la competencia mutua es esencial para encontrar las respuestas correctas

Investigamos todos y cada uno de los detalles. No es nada personal, aunque a veces no sea plato de buen gusto. Todos queremos los mejores resultados.

Tenemos una mentalidad abierta y somos muy prudentes, porque no importa hasta dónde tengamos que llegar o lo inteligentes que seamos, todo el mundo puede equivocarse

El mundo que nos rodea es caótico y fortuito. No sabemos nada con certeza, siempre hay que arriesgar. Por eso siempre procuramos tener planes de contingencia: limitamos nuestras desventajas y gestionamos nuestros riesgos.

Visión a largo plazo

No solo queremos que nuestra gente emplee un razonamiento profundamente lógico y abstracto, también queremos que sea rematadamente creativos y que posean la capacidad de lo local a lo global mediante el pensamiento no lineal. Somos innovadores: realizamos mejoras lineales así como saltos a gran escala no lineales.

Get it done

Los Revoluters siempre nos abrimos camino. Hace mucho que dejamos de buscar excusas: nos centramos en buscar resultados. Creemos que el valor, la determinación, las habilidades, la inteligencia y el coraje pueden superar cualquier obstáculo.

Creemos que la importancia del buen trabajo ético está infravalorada

Las personas que constantemente emplean su tiempo de manera inteligente consigue mejores resultados a largo plazo. Para nosotros, las horas de esfuerzo son como el interés compuesto (la fuerza más poderosa del universo). Invertimos muchas horas en nuestro trabajo cada semana porque somos conscientes de que los resultados serán infinitamente mejores dentro de cinco años. Las personas que tienen miedo del tiempo casi nunca triunfan en la vida.

Apostamos por personas con agallas

Creemos que las personas que tienen carácter y ambición aprenden y se adaptan a los continuos cambios del mundo competitivo. Queremos que esas personas formen parte de nuestro Dream Team.

Buscamos personas que sean máquinas de ejecutar: estructuradas, disciplinadas, proactivas y resolutivas

Saben qué tienen que hacer cada día y tienen disciplina para llevarlo a cabo. Sus listas de tareas están priorizadas de manera razonable. Usan modernas herramientas de gestión de proyectos y no reaccionan de manera ilógica ante los retos que les presenta la vida.

Deliver WOW

Nos encanta crear productos increíbles, hacer felices a nuestros clientes y convertir la complejidad de un mundo caótico en una sencilla y perfecta solución que resuelve de verdad sus necesidades.

Creamos productos mínimamente encantadores, no productos mínimamente viables

No creemos en las estrategias para crear productos incompletos y de cualquier manera para probar el mercado. A menudo, el motivo del fracaso no es el mercado de un producto, sino la mala calidad del mismo. Hacemos productos que nos encantan y que son muy superiores a nuestros competidores desde el primero momento.

Nos encanta solucionar problema de una manera sencilla y elegante a la par que cuidamos de todos y cada uno de los detalles.

Las soluciones precedidas de un buen razonamiento tienen una belleza intrínseca, y al contrario pasa lo mismo. Las malas soluciones suelen ser difíciles y no contentan a nadie. Nuestra gente sabe muy bien lo que se hace y prestan atención a cada detalle por pequeño que sea.

Ofrecemos excelencia, no solo a nuestros clientes, sino a nosotros mismos

Los procesos o productos internos en Revolut deben ser brillantes y centrarse de manera impecable en la experiencia y la eficacia. Algo así como un pase bien medido que permite a tu compañero de equipo marcar un golazo. Nos debemos a nuestro equipo, para que así ellos puedan centrarse en lo verdaderamente importa: nuestros clientes.

Empleos

Descubre los puestos en las oficinas Revolut de todo el mundo

Ver puestos
Berlín
Singapur
Nueva York
Londres